Cuidado con el estrés si quieres quedarte embarazada

Sí, de nuevo estamos otra vez dándole a la cabeza con las fechas… esperando volver a los días de más probabilidades para quedarnos embarazados. Se que no deberíamos obsesionarnos tanto, intentamos vivir los días más tranquilos y no darle más vueltas porque… cuando tenga que ser será y cuando tenga que venir vendrá. Hace unos días compartió un post con nosotros @yanosoypadrenovato que nos enseñó la cara oculta de los embarazos y nos explicaba, además del arduo camino que vivieron ella y su pareja, que tardaron más o menos 18 meses en concebir a su pequeña desde el momento en que se pusieron a buscar. El post vale muchísimo la pena y aquí lo compartimos con tod@s vosotr@s: de embarazos frustrados o complicados.

Pero… a lo que íbamos! Con estos datos… y teniendo ya más conciencia de que las dificultades son las que son y las complicaciones naturales se pueden dar en cualquier momento y en cualquiera de sus formas, quiero decir que ya tenemos conciencia que no deberíamos obsesionarnos con este tema (el de los días fértiles para concebir y quedarnos embarazados). Sin embargo, no podemos evitar tener en mente que la semana próxima vuelvo a estar en mis días fértiles. En fin, la filosofía de tomarnos con calma las cosas está presente, pero nos puede esa pequeña (gran) presión.

Por suerte el próximo día 14 estaremos de escapada romántica por nuestro aniversario de pareja 🙂  y en esos días (fértiles) disfrutaremos el uno del otro intentando relajarnos y sí o sí disfrutando el uno del otro. Además, este fin de semana han llegado mi hermano y mi cuñada de los madriles y nos ha venido muy bien. No nos han dejado ni a sol ni a sombra y ha sido fantástico poder compartir con ellos nuestra incertidumbre y nos hemos quitado un poco de presión de encima. Hemos hablado sobre los “francotiradores” y de la probabilidad de quedarse embarazada. Conversaciones muy interesantes que hemos compartido con ellos en las que hemos llegado a la conclusión de que curiosamente, aunque tenemos a nuestra disposición muchísima información para saber cómo quedarnos embarazadas (con solamente apretar unas cuantas teclas del ordenador, obtenemos una gran información) es difícil conocer qué condiciones son las que hace que eso ocurra.

Así que lo más importante, en mi opinión, es que cuando decidas tener un bebé y quedarte embarazada (como no sabes si lo conseguirás pronto o no) recomiendo tener paciencia. Llevar una vida sana y abandonar las malas costumbres 🙂 (yo estoy en ello) y… algo muy importante ¡evitar el estés! Es muy importante no estresarse en la búsqueda porque el estrés es uno de los factores que más dificultan el embarazo. Sí… es algo difícil de gestionar porque cuando la pareja no logra el embarazo, se genera un estrés extra. Y se puede entrar así en una rueda sin fin: el estrés reduce la probabilidad de quedarse embarazada y no quedarse embarazada genera más estrés. Así que… ¡Es importante aprender a relajarse! (madre mía que introducción para hablar sobre la importancia y cómo afecta el estrés para quedarse embarazada).

¿Qué es el estrés?

El estrés es un estado de tensión física y mental que se genera como respuesta automática ante situaciones externas que son percibidas como amenazantes o frustrantes. En un primer momento la respuesta de estrés es necesaria y adaptativa, pero sí ésta se prolonga o intensifica se pueden experimentar serios trastornos físicos y/o emocionales afectando el desempeño diario de una persona en sus diferentes esferas de la vida. En este caso, buscar un bebé e intentar quedarse embarazada.

¿Cómo afecta el estrés?

Según algunos datos que hemos encontrado en la revista MUY INTERSANTE vemos que:

  • Las mujeres con altos niveles de estrés y ansiedad pueden ovular hasta un 20 por ciento menos.
  • La probabilidad de que sus óvulos sean fecundados disminuyen en un 30 por ciento.
  • El estrés puede influir negativamente en la calidad del líquido seminal del hombre
  • La ansiedad, tiene múltiples efectos fisiológicos sobre el proceso reproductivo, ya sea natural o a través de un tratamiento.

El estrés es un problema común en parejas que buscan un embarazo ya que cuando lo intentan varios meses y no lo consiguen comienzan a preocuparse y sus niveles de estrés aumentan. Así que es importante aprender a controlar el estrés.

Tres fases del desarrollo del estrés

El estrés tiene tres fases:

  1. Fase de alarma: Se presenta cuando nuestro organismo genera energía que provoca tensión muscular, aumenta la frecuencia e intensidad cardíaca, eleva el flujo sanguíneo, incrementa el nivel de insulina para que el cuerpo metabolice más energía, etc. Si pasa la señal de alarma nuestro organismo se relaja y recuperamos el estado de reposo. Sino, si la situación que genera estrés se mantiene de forma continuada, pasamos a la siguiente fase.
  2. Fase de adaptación: es cuando se mantiene la situación de alerta sin que exista la relajación. Es entonces cuando el organismo intenta retornar a su estado normal, y se vuelve a producir una nueva respuesta fisiológica, manteniendo las hormonas en situación de alerta permanente. Esta fase llega a su límite cuando se agota la energía (la siguiente fase)
  3. Fase de agotamiento: sucede cuando el estrés se convierte en crónico. En esta fase se experimenta angustia y ansiedad que termina por afectar la salud física y/o emocional. Los principales signos y síntomas que se observan en los que la sufren son: apatía, gastritis, insomnio, irritabilidad…

El estrés afecta a nuestro organismo, por lo que es importante para concebir evitar las situaciones de estrés. No agobiarse y disfrutar siempre de la pareja y del día a día hasta que eso ocurra (quedaros embarazados). Si lo estás pasando mal a causa del estrés te indicamos aquí algunas técnicas de control emocional contra el estrés que te pueden ayudar. Son técnicas básicas de control emocional para hacer frente al estrés.

Técnicas de control emocional contra el estrés

  1. Respiración profunda: es fácil de aplicar y útil para controlar las reacciones fisiológicas al enfrentar situaciones emocionalmente intesas
    1. Inspira profundamente mientras cuentas mentalmente hasta 4
    2. Mantén la respiración mientras cuentas mentalmente hasta 4
    3. Suelta el aire mientras cuentas mentalmente hasta 8
  2. Detención del pensamiento: es darle la vuelta a los pensamientos negativos para convertirlos en positivos. Para aplicarla debes seguir los siguientes pasos:
    1. Cuando empieces a agobiarte, presta atención al tipo de pensamiento que estás teniendo e identifica aquellas connotaciones negativas que tienes (fracaso, odio, culpa, etc.)
    2. Repite hacia ti mismo “¡Basta!”
    3. Sustituye esos pensamientos por otros más positivos
  3. Relajación muscular: esta técnica requiere algo más de entrenamiento:
    1. Siéntate tranquilamente en una posición cómoda y cierra los ojos
    2. Relaja lentamente todos los músculos de tu cuerpo, empezando por los dedos de los pies y hasta llegar a la cabeza
    3. Una vez relajados todos los músculos, imagínate un lugar relajante en el que estás totalmente despreocupado

Finalmente, es importante considerar que las situaciones estresantes están presentes en nuestra vida cotidiana y evadirlas, negarlas o reprimirlas podrían ser factores desencadenantes de serios problemas de salud física y emocional a largo plazo. Así que… ¡cuidado con el estrés si quieres quedarte embarazada! o… dicho de otro modo… ¡cuídate del estrés! 🙂

¿Y tú? ¿Tienes alguna técnica para relajarte?

5 comentarios en “Cuidado con el estrés si quieres quedarte embarazada

  1. Tienes toda la razón, siempre he oido que el estress es malísimo al igual que obsesionarse con el tema. Aunque supongo que cuesta intentar no darle vueltas.
    Qué disfrutéis mucho de vuestro aniversario!!! Un beso

    Me gusta

    1. Hola!!! Muchas gracias por el comentario! Y bienvenida al blog!! Aixxxx siiii qué difícil no pensarlo!! Parece que cada vez que nos ponemos al lío lo estemos concibiendo jajajaja pero bueno… Ya hemos vuelto de celebrar el aniversario y en dos días salimos de dudas… A ver qué nos depara el azar!! 🙂 un abrazo amiga! Y no dejes de compartir con nosotros!! 🙂

      Me gusta

  2. Hola, Eva, chata :):

    No sé si recuerdas que escribí por Twitter para decirte que comentaría sobre este tema, y luego una cosa me llevó a la otra y luego a otra, y así hasta que ha pasado la tira de tiempo. Perdóname, llevo una vida de locos.

    Verás, estoy bastante en desacuerdo con el abordaje de este asunto. Te lo dice una pobrecica que lleva buscando… tantos meses que ya ni se acuerda bien. Y se ha “jartado” mucho de escuchar que si el estrés patatín que si el estrés patatán (no lo digo por ti, porfi, no te mosquees que por aquí el tono no se oye). Y mira por dónde, al final tenemos un diagnóstico de infertilidad que, por supuesto, nada tiene que ver con el estrés. Cuando ya llevábamos un tiempo prudencial que hacía que la frustración fuera en aumento (especialmente la mía, todo sea dicho), el parejo con toda su buena intención del mundo me decía que a lo mejor nos estaba influyendo “el estrés”. Y me informé seriamente, y sí, el estrés puede influir, pero es que el estrés de verdad es una cosa muy seria que va mucho más allá de tener que entregar un proyecto en el curro y echar más horas que el sereno o pensar a menudo en querer ser padres y pararse a ver los escaparates con ropa de churumbel y luego patalear cuando el tema no hace ni asomo de aparecer. El estrés patológico, los “shocks” importantes, pueden afectar más o menos a la infertilidad, aunque no es ni mucho menos lo habitual en el caso de parejas buscadoras que simplemente desean mucho llegar a su meta, como es normal. De hecho, la relación causa efecto suele ser la contraria: es la infertilidad lo que causa estrés, más que el estrés causar infertilidad.

    Perdona el rollo que te he soltado, es que me toca muy de cerca 😉

    Mucho ánimo con la búsqueda, hermosa. Espero que pronto nos deis buenas noticias a la comunidad blogueril.

    Me gusta

    1. Hola!!! Muchísimas gracias por tu comentario! Claro que me acordaba! Esperándote estaba! 🙂 La verdad que me alegra conocer tu experiencia, tu sinceridad y tu garbo con la escritura 🙂 qué arte tienes!! 🙂 Qué te puedo decir yo sobre algo que te toca en primera persona y que has vivido (me pregunto) y lo que me sale es… Empatizar contigo todo lo que se y mostrarte mi apoyo y admiración por tu naturalidad, por tu tiempo, por compartir y por lo que he aprendido contigo. Nosotros llevamos buscando medio añito y la verdad que ya no puedo decir que ande estresada en la búsqueda de alcanzar esa deseada meta. Pero tu situación me lleva inevitablemente a querer conocer más sobre ti y es que en esta vida nunca se sabe por dónde te tocará pasar y qué experiencias te tocará vivir. Así que es un placer tenerte por aquí, aprender contigo y darte la brasa 🙂 pero solo si me la devuelves 🙂

      Un abrazo gigante (antes de asaltarte a más preguntas) ^^

      Un abrazo para ti también preciosa!!!

      Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s