Repensando la maternidad. ¿Qué ha significado la maternidad a lo largo de la historia?

¿Ha significado la maternidad lo mismo a lo largo de la historia? Hoy he querido indagar un poquito más sobre la maternidad, ser madre y la mujer. Conocer cómo ha ido evolucionando la maternidad a lo largo de la historia y qué factores han afectado a los cambios de concepción de la maternidad en sí misma. ¡Me he sorprendido al descubrir cómo la maternidad ha estado influenciada por las relaciones de poder, la cultura y el momento histórico! (sin olvidar la clase social y la etnia). Un tema digno de desarrollar en un post 🙂 ¿Me acompañas por la evolución de la maternidad a lo largo de la historia?

¿Qué es ser madre?

Ser madre en la especie humana excede del hecho biológico y tiene un significado a nivel social, cultural, histórico y pedagógico. Hoy en día se tiende a identificar a la mujer con la madre. Así, la maternidad se ha considerado como base de la feminidad.

La maternidad en la antigüedad

En la antigüedad no existía el concepto ni la palabra maternidad (ni en griego ni en latín), pero sí la función materna, que está muy presente en mitologías y desempeñaba un papel fundamental desde la perspectiva política: la reproducción era un instrumento imprescindible. Así, conocemos que el parto era trabajo de las mujeres-parteras, que invocaban a la diosa Artemisa (preparaban pociones y cantaban con ella para facilitar el trabajo a la parturienta). En la Grecia Antigua diferenciamos el mito de la ciencia. Para los científicos griegos, el útero era el recipiente invertido que, alternativamente, se abría para dejar pasar la menstruación, el esperma, el hijo y se cerraba para retener la simiente masculina, proteger y alimentar al feto. La esterilidad en la antigüedad era el mal absoluto y el parto la mejor prueba de salud.

La maternidad de los romanos

Si bien los romanos tomaron mucho de los griegos, su aporte original fue de gran alcance: desarrollaron una doctrina jurídica y un conjunto de leyes que situaban la función materna dentro del marco familiar. Un mundo de mujeres (que eran las únicas que podían asistir al parto). El padre romano se ocupaba solamente de integrar al hijo en la familia ¿cómo? La partera dejaba al recién nacido en el suelo, si el padre lo aceptaba, tomaba su lugar y lo presentaba a los familiares. De otro modo, el bebé era “expuesto” en lugar previsto a merced de los dioses. Sin consultar a la madre, el padre podía rechazar a los hijos (esto explica por qué la sociedad romana no tenía ni niñas ni madres ni bastardos).

El derecho romano es patriarcal: instituye en la familia el poder del pater familias sobre los hijos. Hasta hace muy pocos años, el vínculo biológico entre un hombre y su hijo carecía de evidencia: pater Semper incertus. Además, el derecho romano investía por completo el cuerpo materno: cuando un marido moría durante el embarazo de su mujer, el feto tenía un lugar como heredero de su padre.

La maternidad en el siglo XVIII

No será hasta el siglo XVIII cuando la idea de instinto maternal comienza a tomar forma y se identifica a la mujer con la madre. En el siglo XVIII La maternalización está relacionada con la  crisis demográfica, el declive de población y la cantidad de hombres disponibles era garantía de riqueza para el Estado. Durante este sigo la influencia de la Iglesia declinó mucho, la filosofía de las Luces cuestionó todas las tradiciones y se esforzó en pensar en un nuevo tipo de sociedad.

Hasta finales del siglo XVIII, sobre 1000 niños nacidos vivos, 250 morían en el primer año de vida y 150 en su primer mes. Una de cada diez madres con 4 o 5 niños promedio fallecía durante o después del parto. Así, durante esta época preocupa seriamente esto y los gobiernos se alarman ya que existe un grave riesgo de despoblación. Los economistas afirmaban que la riqueza se construía gracias a la cantidad y calidad de sus habitantes. Pero fueron los médicos los que impusieron el dogma de que todo niño concebido debía poder nacer y vivir en las mejores condiciones posibles.

Fue en ese momento que el cuerpo de la mujer se convirtió en la matriz del cuerpo social: había que readaptarlo a la función reproductora. El cuerpo de la mujer – como primer refugio de cualquier ser humano – se transformó en un espacio digno de atenciones y cuidados.

La maternidad en el siglo XIX y XX

En los siglos XIX y XX se comienza a glorificar la maternidad y se consolida el modelo de maternidad hegemónico en occidente. El amor materno y la consagración total de la madre al bebé se convirtieron en un valor para la sociedad. Así, las mujeres encinta eran objeto de benevolencia activa, de respeto religioso y culto.

Desde muchas disciplinas se opina sobre el papel de las madres, es decir, y  determinan qué es ser una “buena madre”. Así, la “buena madre” era aquella que se sometía al hombre (padre) pero que era muy valorada a causa del alumbramiento de los hijos. Así, la función materna pasa a absorber la individualidad de la mujer.

La maternidad en la Primera y Segunda Guerra Mundial

Entre 1870 y la primera guerra mundial se produjeron grandes cambios: la atención médica de la reproducción se convirtió en realidad y los descubrimientos de Pateur aseguraron la eficacia de los cuidados sanitarios. En 1900 la mortalidad materna descendió un 2%. Y las mujeres parían en los hospitales (no en casa).

Dado las pocas mujeres médicas antes de 1914, la maternidad se convirtió en un asunto de hombres (esto se puede ver muy bien en la serie Masters Of Sex) Cuando se descubrió que la leche materna era aséptica la lactancia se empezó a recomendar más que nunca. La alimentación con leche materna se convirtió en una exclusividad de la madre, una elección que ella misma hacía pero no en nombre de la naturaleza, sino por mantener un vínculo afectivo más estrecho con su hijo.

En esa misma época, el feminismo comenzó a cuestionar el lugar de las mujeres. La industrialización consagró la división sexual del trabajo, los hombres ocupan el espacio público relegando a las mujeres el espacio privado (doméstico). Pero no hay que olvidar que no es en este momento cuando la mujer se incorpora al mundo laboral (ya llevaba en él mucho tiempo, eso sí, sin reconocimiento ni derechos). En 1878 se instituye para las obreras la licencia maternal en Alemania, siguiendo su ejemplo otros países europeos.

Durante la II Guerra Mundial las mujeres se incorporan de forma masiva al mercado laboral (había que reconstruir Europa), lo que obliga a crear centros de atención a menores, pero al finalizar la guerra, las mujeres vuelven a retomar su rol de cuidadoras y de nuevo, el trabajo reconocido y remunerado pasa a manos de los hombres. La maternidad vuelve a ser una vez más el eje sobre el que gira la vida de muchas mujeres y se inicia un nuevo fenómeno: la infancia comienza a atraer la atención cada vez más como una fase específica y central en la vida, y el crecimiento de los niños y su futuro comienzan a formularse como metas sociales clave.

Repensar la maternidad

Hoy en día, en las sociedades occidentales posmodernas y posindustriales dos fenómenos han influido fuertemente en la historia de la maternidad: el establecimiento de los estados de bienestar y el crecimiento de las ciencias biológicas. Los métodos anticonceptivos han permitido transformar la maternidad en una elección de vida y… esto nos genera muchas preguntas como si sigue siendo un acto natural traer un hijo al mundo o qué es hoy en día la maternidad.

 

¡Sí! La visión de la maternidad a lo largo de la historia va mucho más allá de estas líneas pero me ha dado una visión general para entender el cambio del concepto y su significado. ¿Qué es para ti la maternidad hoy en día?

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s